Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

poema de José Ángel Castillo

UN HOMBRE Y UNA MUJER




Conduzco como un alma poseída.
Quizás el solo rasgo distintivo
que los años no acaban de cambiarme.
Conducir por conducir, sin que importe
la taberna en que paras, ni el mal tiempo,
ni el destino ignorado que te aguarda.

Y fieles a su cita irremediable,
acuden al cerebro las imágenes
de sobra conocidas...
Temí morir mil veces
volando por los aires de un tornado,
los guantes de gamuza en el volante
del Mustang color blanco de mis sueños.
El gesto decidido hacia delante,
patinando en los charcos criminales,
arrostrando un diluvio de orden bíblico
que no pueden paliar las escobillas..

Hoy vuelo por desiertas carreteras
de la costa normanda, su mar gris
en mi retina, mientras suena el disco
que estallaba en la flor de nuestras vidas.
Y corro a abrazarte por la arena.
Y nunca llego. Y la tristeza, Anouk,
se evapora muy lenta entre la bruma.


Selección de poemas escogidos de © José Ángel Castillo , cedidos amablemente por el autor, para su publicación en la revista mis Repoelas:






Analogías ~ : ~ Aquel día … ~ : ~ Blancas y negras ~ : ~ El almanaque


Evanescencias ~ : ~ Hay días … ~ : ~ La guitarra ~ : ~ Te amo


Un día feliz ~ : ~ Un hombre y una mujer ~ : ~ Vahos

Nanas de un abuelo viejo (II)


 


Página publicada por: José Antonio Hervás