Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

relato de Mónica Theoduloz

ENTRE LUCES Y SOMBRAS




Entre luces y sombras fue caminando por la vida, abrazando el sol que cada amanecer le regalaba una nueva esperanza.
De la mano de distintos viajeros que le habían dejado algún aprendizaje para continuar remontándose hasta sentir que tocaba el cielo y otras veces sentarse en el pasto mojado para repensar en suelo firme sus próximos pasos.
Aprendió a convivir con la tormenta que estremecía su palpitar y volvió a alcanzar el regocijo en la llovizna que aquieta la mente y devuelve serenidad.
Supo que nada es tan tremendo como para no encontrar la solución y conoció el subibaja de la vida que anima todos los estados. Para tomar impulso; para la calma y para seguir avanzando en caminos algunos ya planificados y en otros que sorprendentemente le hacían cambiar la dirección.
Acompañado de su soledad pero también de algún ser extravagante; otro abandonado; o perdido en su propio laberinto de recónditos misterios. Entre esos abrazos logró darse cuenta que cuantas más personas llegarían hasta él, mayor debía ser su capacidad de comprensión y principalmente que no podía ni debía esperar de ese Otro una actitud o acción semejante a la suya.
Por un momento sintió que aún con sus palabras tampoco ayudaría porque no se encontraban en el punto desde el cual él partía.
Nuevamente consigo mismo se acercó a la aceptación que las diferencias propias y de ese Otro hacen a la completitud de la experiencia de la propia vida.
La complementariedad de las disimilitudes festejan en un mundo muy difícil de comprender hasta lo "no pensable" desde su propia subjetividad. A partir de allí, en su barrio, que ya había decidido sería su último en otro lugar de origen, caminaba vuelta la manzana y el saber que esos Otros no los llevaba tan lejos de sí mismo saludó en una mañana despejada nuevamente al sol.
El mundo del caminante se había vuelto simple, generoso, austero, atento y agradecido.


Por primera vez creyó en Dios y conoció y también reconoció a muchos de esos acompañantes que también habían recorrido una larga travesía.
Ya no tan extenso, ya no tan vital, ya sin subibajas....pero con una sabiduría que le había valido la alegría de tiempos vividos.

Selección de relatos escogidos de © Mónica Theoduloz Baliante, elegidos amablemente por la autora, para su publicación en la revista mis Repoelas:






Entre luces y sombras


 


Página publicada por: