Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

MUERTE DEL HÉROE
SIN HAPPY END
(ÚLTIMOS VERSOS QUE YO LE DICTARA)

¿Y todavía preguntas por qué
tu corazón se te encoge tan triste en el pecho?
Fausto,
Goethe



A la atención del Reptil:
                      Lo políticamente correcto sería decir con un sáfico
Nunca ha existido un jardín en la aurora
sin desear ser su tumba ¡Oh, flor! Fácil
finalizar con un verso colgado
                                       de la esperanza

                                                           y palabras
como “Estimados señores” o “Amigos”
para empezar con buen pie -pon un cuidado exquisito en edulcorar lo dictado
y no escribir lo que piensas-. Así que, ponte a borrar ¿Que te crees César Borgia?
ese membrete de “Muerte…”. El Héroe no puede morir. Y haz otra carta, ese oficio
tuyo de estar desmayado de rosas, gusta tanto, tanto el tono biográfico
lírico-sentimental.
                   Hondo respiro y lo intento, pero no puedo, el coral y
la madreselva murieron así. Con mi mirada no puedo. He barrido
ciego de azul el dibujo de las hazañas, rescates de damisela en hidalgo,
ahora parezco Tiresias, Laooconte, agua varada o cetáceos al sol y mar
nunca alcanzado en mis ojos.
                                     Políticamente correcto sería el sofoco
de la doncella en la alcoba y en el umbral alto el héroe petro-glúteo-órgano-gráfico
tras la batalla y cantar a la esperanza en el verde de la botella de ron o en su cáliz.
Antes bastaba. Te he dicho, Antes.
                                     Hoy, tras seccionarme los ojos a tiros
sigo sin ver horizontes nuevos en cuanto a los hombres.
                                     Hoy, mi querida Casida, tiznado,
entre dos mares y un lago lamento largo decirte en esta última crónica o
carta que des por perdido
                             mi corazón en tu tierra
                                     y tu esperanza en mis versos.
                                                                       Así fue, cayó
entre amapolas y aulagas, caíste bajo la negra labranza del tráfico.
Si alguna vez me encontraras o lo encontrase, no los despiertes para llorar y
deja que sigan soñando mi corazón en un pozo y tu esperanza al vacío.


Siempre cordialmente tuyo,
                                          Otro turista al piano.




(de GOETICA, 2009)

Selección poética de © Jose Cabrera Martos, preparada por el autor para la revista mis Repoelas:





alianza y servidumbre ~ : ~ amor y vida ~ : ~ el celofán nos habita

autorretrato ~ : ~ cipreses sobre blanco ~ : ~ Frankenstein

campos de Yabaila ~ : ~ campos de Natzweiler

preparativos para un viaje ~ : ~ genoameba humano

lucernas ~ : ~ Jerusalén ~ : ~ check point en Ramallah

primer nocturno ~ : ~ muerte del héroe ~ : ~ puede que seas feliz


 
 


Página publicada por: José Antonio Hervás Contreras