Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
poema de Antonio Rodríguez

DJEMAA EL FNA

 

Cuando cae la tarde la plaza Djemaa el Fna cambia de siglo.
De repente sientes la necesidad de subir a la terraza
de un café para que ese mundo no te atrape.
Los vehículos estorban como si quisieran
irrumpir en otra época, en otra galaxia, en un sinuoso pasado.
Las víboras se mecen adormecidas sobre un asfalto
repleto de venenos, junto a micos que atrapan a los transeúntes
como si imploraran una fotografía a cambio de unas monedas.
Más allá, un viejo con los ojos ciegos de cannabis vende hierbas                                                                                         [mágicas.
Unos ojos negros, profundos como un vaso de almíbar,
quisieron tatuar mis manos o mis pies de henna,
esa pintura femenina que tanto fascina en África.
Luego, entré en las serpenteantes calles del zoco
y adquirí una gran bolsa de Baraka. Allí las alfombras volaban,
los alacranes se retorcían inquietos y atrapados en tarros
de cristal junto a los azafranes, mirras, cuarzos y líquidos
vendidos como elixires exquisitos para atrapar las voluntades
en lámparas de bronce y perfumadores de nácar.
Esa mágica plaza de Marrakech es realmente la asamblea
                                                                          [del fin del mundo,
como si los hombres, las mujeres, los niños y los animales
                                                                              [se reunieran
por última vez, intercambiaran cosas y prometieran
                                                          [devolvérselas en la otra vida.

 

Selección poética de © Antonio Rodríguez, preparada por el autor para la revista mis Repoelas:





Ramuntcho ~ : ~ Una hebra de esplendor ~ : ~ Luna Blanca

Cenizas oceánicas ~ : ~ Azúcar de Saturno ~ : ~ Años prisioneros

Sagrados minerales ~ : ~ Acordeón de olores ~ : ~ Djemaa el Fna

Los árboles del bosque Slavkovsky


 


Página publicada por: