Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
texto de José Antonio Gamero Romero

UNA MIRADA MODERNA SOBRE LA LITERATURA


    El que envidia es tonto porque nada es digno de envidia
    Arthur Shopenhauer


    Para mi Facebook es como una web que propone un juego destinado a la realización de fantasías sexuales. Los participantes pueden elegir niveles de riesgo y ponerse en contacto para quedar y realizar todo aquello que siempre quisieron hacer y nunca tuvieron oportunidad de llevar a la práctica. Naturalmente se aconseja empezar por los primeros niveles y dejar los últimos niveles para las personas más experimentadas y aquellas que sean más dadas a las osadías.

    NIVEL 1

    En este nivel se encuadran fantasías masculinas y femeninas relacionadas con estereotipos. Es decir, se trata de poner en contacto a desconocidos que han de encarnar personajes imaginarios pactados previamente. Por ejemplo: “Me gustaría hacer el amor con un policía, con una enfermera, con un marinero… etc.. etc.. Cada uno ha de ponerse en el papel de lo que le gusta al otro y actuar en consecuencia. Naturalmente cuanto más reales parezcan estos estereotipos más placenteros resultaran cuando tengan una cita.

    NIVEL 2

    En este nivel se encuadran fantasías masculinas y femeninas relacionadas con el poder. Es decir, se trata de mandar y obedecer. Está destinado para hombres cuya fantasía sea ponerse en contacto con una desconocida que ha de hacer todo cuanto él le pida y disfrutar haciéndolo. (NO PUEDEN SER COSAS DOLOROSAS NI DE MAL GUSTO). Naturalmente también funciona al revés. Mujeres cuya fantasía sexual sea mandar sobre un hombre y disfrutar ordenándole que le haga todo lo que siempre quiso que un desconocido le hiciera.

    NIVEL 3

    En este nivel se encuadran fantasías sexuales masculinas y femeninas contra el poder. Es decir, se trata de disfrutar haciéndolo donde está prohibido. Las personas que se pongan en contacto en este nivel ellos mismos decidirán el sitio donde quieren hacerlo que podrá varias desde en un sitio público, en el trabajo, o en tu propia casa donde vives con tu aburrida pareja…

    NIVEL 4

    En este nivel se encuadran todas las demás fantasías sexuales desde las que incluyen el dolor, los intercambios de parejas, las orgías y todas aquellas que los propios usuarios más avezados propongan a sus cómplices y a sus parejas.
    No hay fantasías sexuales buenas o malas, más bien cuando las personas que las realizan las llevan a la práctica, son satisfactorias o no.
    Ya sabes que me llamo Milena y soy brasileña. Naturalmente soy muy egocéntrica. No en balde mi talla de pecho excede con mucho el canon establecido. Soy rebelde. Aunque debo añadir que yo siempre he sido muy popular. Sacaba muy buenas notas y he seguido una evolución muy satisfactoria. De hecho, en la actualidad soy en extremo famosa. Para muchos hombres yo sería sin exagerar un sueño hecho realidad. Puedo hablarte por ejemplo de algunos que tú conoces. De muchos de tus amigos. Ya sabes que las circunstancias de la vida nos han ido alejando y ya no vivimos todos en la misma ciudad. Sin embargo, uno por uno, todos los camaradas de nuestra promoción me pidieron amistad en Facebook. Después comenzaron a hablarme y cada uno de ellos, sin importar si eran casados o solteros, ricos o pobres, bajitos o altos, gordos o flacos, guapos o feos, inteligentes o estúpidos me invitaron a salir. Yo siempre me negaba y me preguntaba lo mismo:
    “¿Qué les hacía pensar que yo era igual que ellos? Es más, ¿Qué les hacía pensar que yo quería quedar con ellos?” Supongo que ellos veían mi vida llena de excesos y querían participar de ella. Es cierto que soy una mujer muy bella. También es verdad que soy inteligente, rica, divertida y me encuentro en la cumbre de mi juventud…
    Todos insistían en que querían conocerme. Todos repetían hasta la saciedad que querían quedar conmigo. “Quedar… ¿Para qué? Me preguntaba yo. Pero ellos se postulaban como candidatos para hacer conmigo lo que realmente me gusta… Ignoraban que yo a mí misma me encuadro dentro del Nivel 4. Yo declinaba amablemente sus invitaciones porque comprendía que debajo de ellas se ocultaba un enorme narcisismo. No obstante, me gustaba hablar con ellos y compartir mis vivencias a través de las redes sociales en la distancia. Hasta que un día me di cuenta de un curioso detalle… Usted era el único que nunca me invitó a salir. Por eso me he presentado esta noche en su casa. Solamente por eso está atado con las manos a la espalda y ahora mismo voy a degollarle con esta arma japonesa que se llama naginata.

Selección de un poema y un relato de © José Antonio Gamero, cedidos amablemente por el autor, para su publicación en la revista mis Repoelas:






Confesiones a un monstruo ~ : ~ La estrella que cambió el universo

El corazón de Frankestein ~ : ~ Los jardines del diablo

La conciencia del dragón

Una mirada moderna sobre la Literatura


 


Página publicada por: