Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

PARODIA


La tristeza no cuenta
cuando cierro la puerta de mi alcoba
y en tu ausencia te convoco. Ven,
no en vano tu promesa de ser mío
cuando te desentiendes del aire que te vive
para ocupar el aire de mi boca.

Mi cuerpo, consentido de tu sombra,
mis manos, repetidas de las tuyas,
parodian el encuentro.

Y allí, hay un momento exacto
en que los brazos pintan un contorno,
unos brazos cualquiera,
de los muchos que germinan, y son tuyos.
Lo sé. Los reconozco en mi arquetipo,
en mi tibia redondez.
Entonces, justo entonces,
me das la concesión de los oficios
de un goce sin herencia convenida.

Y permanezco quieta, anudada al espejo,
para que no te vayas.

 
Poemas de Paquita Dipego, Anterior poema ~ : ~ Siguiente poema
 


Página publicada por: