Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

ISOLAGNOSIS (fragmento-II)


y encendido el fuego de los altares
cantaron los caros cristales
coronando con su llama los mercados.
Se acercó a la civilización
descalzo como un salvaje.
No os perdáis el último milagro de
Grepinlarg Recherched Electronick
.
Le saludaron las puertas de los templos,
la gente se reunió en la plaza mayor.
¿Pero alguno se preguntaba
si eso tenía relación con el cambio
de sentido de los mapas estelares?
¿O con la extraña disposición de las nubes
y los nuevos colores del cielo?
¿Alguien se preguntó por qué aparecieron
ciertas aves en distintos lugares
en una estación del año diferente?
Que pronto lo olvidaste,
que pronto lo olvidaste:
el cuerpo lleno de heridas de tu querida hermana,
y su historia heroica para que nadie la recuerde.


Ella dice: había algo afectivo entre nosotros,
pero no de amantes, tú eras mi hermano.
Nos cruzamos en una tienda
mientras yo elegía un vestido.
Habían pasado cinco años.
Él dice: recuerdo que cuando abriste la puerta
algo se paró en mi consciencia.
Luego, entraste y hablabas con gente,
fumabas y apoyabas el codo sobre tu mano.
O yo era tu perro o tu mi gato,
pero no estábamos enamorados.
Primero vi tu mano, después tu jersey morado.
¿Sabes que nunca hablas de tu viaje por Europa?.
Y la semana pasada me crucé con ella.
Apenas pasó por mi lado
me preguntó por ti, me dijo cómo te va,
y era su boca la que se movía.
Y nada, nada. Nos montábamos en el tren
y veíamos pasar los árboles desde la ventanilla.
Tu amiga. La que nos encontramos la otra noche.
¿Fátima? No está bien. Ha ido al médico.
Tan, tan, tan blanca y tan delgada.
Solo viéndola andar
sabía yo que le pasaba algo.

 
Poemas de Ignacio Gutierrez
Primer poema ~ : ~ Siguiente poema
 


Página publicada por: