Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
 poema de Eufrasio Navarro

SIN SABER DÓNDE IR


Va caminando en secreto
el don nadie, sin ser visto
entre paredes de siempre
con zapatillas desde chico.

Ahogando sus dedos en charcos
de la lluvia prepotente
en aquel pueblo blanco
entre olivares, que dan asco.

Solo se divisa el llanto
de un jornalero hambriento
que va caminando en secreto
y sin aspavientos.

Su dehesa son, los escaparates
de la calle mayor, donde vive
el boticario con su “aiga”
revelación de lo incomparable.

Y el jornalero piensa
y el jornalero alimenta
una idea de lo concreto
el pueblo, ya no es lo que era.

Aunque, su hambre poco ha cambiado
en todo este tiempo, camina
con los dedos fuera, del cuero
ya no tiene añoranza, solo camina.

Solo camina entre charcos
de una lluvia que parece clandestina
sin dibujar colores, es de noche
campesino, vete y emigra.

Hasta siempre compañero
yo también lo hice y,
allí también había charcos
pero me hice con la mejor esquina.

 
 


Página publicada por: José Antonio Hervás