Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
La sumisión preñada, poema de Eufrasio Navarro

ES MI DESEO


Si tuviera que cambiar algo
para estar contigo;
cambiaria la distancia
entre, el cielo y la tierra,
y tenerte entre mis brazos
con la piel como abrigo
y solo tocado,
por el viento de tus besos.

¡Si el deseo tuviera cuerpo,
inundaríamos el espacio!
Alimentándonos con el suave tacto
de nuestros dedos,
adentrándose palmo a palmo
en nuestros cuerpos
y explorar,
más allá de los visibles cerramientos.

Suavizados con chorros de bálsamos
resbaladizos, que nos producen
sensaciones de salmos
con sinfonías que nos inducen
a risas sin control, e inexplicables ánimos,
de seguir explorando, cosas nuevas.

 
 


Página publicada por: