Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
Putrefacto sistema contra la mujer, poema de Eufrasio Navarro
ilustración de Martín Olmos

MUJER CON PIES DESCALZOS


¿A dónde va esa mujer de acera en acera?
En la calle, a altas horas de la noche
sin un farol que le alumbre, la pordiosera
del fango, por ser mujer, de nombre cualquiera
un refajo y una blusa manchada de sangre
perfecta indumentaria para reconocerla
por la idiosincrasia del espíritu del macho
voluntarioso con su hambre.

Por una raja de su refajo se le ve
prendas de nailon, color rojo, abiertas hasta lo deseado
quedando en el suelo marcado la estupidez
del sacrificio humano, solo por ser mujer
y los viejos, la contemplan sin hacer aspavientos,
tienen el pensamiento arrugado
sin saber, que bien pudiera ser, su mujer, hija o hermana
pero es mujer y a esas horas, la luz es parda
y no les alimentan la sensatez
porque, por la acera donde se arrastra
se levanta una gran iglesia
y dentro se oye una fanfarria de credos
sin resolver la veracidad de tales eventos,
pero son amantes de las tradiciones donde,
la mujer, a las ocho de la tarde en casa. La tradición es santa.

¿Quién me comprara una ocasión?
De ver a esa mujer vestida de gala
para el disfrute de la vista
y comparar a la del brazo que llevara
los clásicos del poder,
con brillantes zapatos y un libro sin usarlo,
solo, para disimular, que cree en los de todos, en nada
pero saben bien que la iglesia viste mucho y van,
delante o detrás de la procesión. Mientras cae la noche
y desde mi visión pregunto ¿A dónde va esa mujer de acera en acera?
Mojada y con los pies descalzos.


 
 


Página publicada por: