Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

NO HAY CHEQUE AL PORTADOR


Terminó el hombre cansado de amar
sin saber donde están las alegrías
para no ver, para no sentir
rebeldías con más rebeldías.

¿Será el calor de la inmundicia asentada?
¿Cómo ha de mirar la techumbre?
¿Por encima de la nada?
De la nada, nada, más de lo mismo
asco de soberbias continuistas
con caminos largos y mentes planas.

Son los sudores de la angustia,
que marcan amores traicioneros
pero el amante esta sumido
en cambios de temperaturas revestidas
por amar y no ser amado en tan oscura
luz de nada con la ceguera del gemido.

Más sentimiento que cabeza, no hay cabeza
amar no es ningún cheque al portador
cuando el sentimiento se diluye
en la inmensidad del tiempo con ardor
de pasiones sinceras sin respuestas.

Es por ello, que el hombre fija la vista
desde un acantilado y solo ve tinieblas
en la esperanza y no alcanza a sentir
el significado del dolor, que no duele
con su ceguera sin alcanzar a ver
la suavidad del amor por ser bella
la estampa de su mente perdida.

 
 


Página publicada por: