Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

COLABORACIÓN AMIGA

 

COLABORACIONES CON REPOELAS:

LLUIS LLURBA TORRE

El escritor invitado en esta edición de la revista "Mis Repoelas", es un autor joven que se ha nutrido en las fuentes clásicas y contempóraneas para persentarnos el relato titulado "Un mal ejemplo para los niños"

Lluís Llurba Torre nació el año 1983 en Barcelona. Un escritor con influencia de Unamuno, Dostoievski, Cervantes, Hesse, Bukowski, Lorca y tantos otros estilos diferentes que hacen de sus relatos una riqueza en sus personajes y sus conversaciones.

Dejamos escrito en estas líneas nuestro más sincero agradecimiento por su amable disposición.

UN MAL EJEMPLO PARA LOS NIÑOS
Lluis Llurba, narrador
Los hombres deben afrontar las consecuencias de sus actos. El castigo es el más perfecto consuelo para la culpa y su único posible remedio y corolario. Gracias al castigo el equilibrio se restablecería en este mundo poco comprensible donde él había estado dando saltos de títere con la cabeza llena de humo mentiroso”.

Luis Martín-Santos. Tiempo de silencio.

La rambla hospitalense era una duna de hilaridad, era lunes y ni la luna señoreaba a los jóvenes, además, los bares estaban cerrados a pesar de ser la una de la madrugada. Era un mes de diciembre que pauperizaba el ambiente caluroso, Juanjo esperaba en estas circunstancias a Ángel. “Maldita sea”, pensaba Juanjo, “hace un frío de mil demonios y este tío no llega, encima he venido para vender sólo quince euros”. Ángel apreció como una esperanza perdida cinco minutos más tarde, ni siquiera se disculpó.

- La próxima vez si no eres puntual me largo, es la última vez que me puteas así –Juanjo hablaba ariscamente mientras pasaba una paperita.

- ¡Tranquilo Juanjo! El cajero que voy habitualmente no funcionaba, he tenido que caminar mucho para encontrar una sucursal de mi banco ¡compréndeme macho! Este cuarto de pollo me va ir de puta madre para acabar este fin de semana, te he pillado mucho.

- No tendría que haberte pasado más… -cogió el dinero que le daba lo más rápido posible-. Por cierto, que sea la última vez que quedamos tan cerca de la comisaría.

- ¡Los picoletos! ¡No me jodas, tío! Ésos no hacen nada, son pocos.
- Pues los mossos.

- Los mozos pasan poco un domingo por la madrugada, yo sé a que horas quedar. Bueno, me voy, voy acabar la fiesta, gracias por todo, tío. Te llamo el viernes que viene.

Lluís Llurba Torre escribe y publica regularmente en su blog además de tener una cuenta de twitter: LlurbaLluis.

Si este relato escrito por Lluis Llurba Torre te ha parecido interesante , no dejes de recomendárselo a tus amigos y conocidos en tus redes sociales.

 


Página publicada por: