Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

poema de Raquel Ramírez de Arellano

LA LLUVIA




Hasta los lirios saben que Mozart no escribió una sola nota.
Se limitó a copiar el sonido de la lluvia y a reírse a hurtadillas de la pigmentación de los tulipanes.
Por las noches se disfrazaba de Guardia Civil con tricornio y fusilaba por la espalda, a sangre fría, los engranajes de las sonatas para piano como un verdugo de los charcos.
Aún así tuvo la suerte de tocar en Mantúa ante el conde de Arco
con la mirada siempre fija en los esmerilados cristales de palacio.
Mientras caía la lluvia, perpendicular al vidrio, plagiaba con su mano el estallido del agua, con los visillos descorridos.
El muy canalla se preparaba una ópera para asaltar con aullidos hard rock a los asistentes.
Nunca tuvo piedad por nadie y dicen que fue un genio.
Su hermana Nannerl siempre fue buena esposa. Jamás aspiró a nada.
Vivió en Salzburgo y regaló a su padre un sobresueldo para la crianza escarpada de los erizos.


Selección de poemas escogidos de © Raquel Ramírez de Arellano, cedidos amablemente por la autora, para su publicación en la revista mis Repoelas:






La lluvia ~ : ~ Globos ~ : ~ Superávit ~ : ~ Púgil del hexágono


 


Página publicada por: