Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 



MATER




Junto al rostro de todas las aldabas me arrodillo
para izar tu nombre,
no importa la clausura del viento ni el sosiego
que marcha a las fronteras,
los fusiles no son suficientes para tapiar mi sangre
— y aunque oscura es el alba—,
sus cantares me tienden la mano como si fuesen estrellas.

Las paredes miran en silencio—en un doble silencio—
y el anillo de la vida me cubre con tus manos,
Allí estás, allí estás, como si fueses una república invencible:
tu ausencia es un ramo de caoba y el regocijo
de una ambrosía recitando pastorales.

Ocultas en el cielo cual rincones alados tus caricias descienden
y, no hace falta vigilar la noche—porque la noche eres tú—

Mi nodriza, mi querida nodriza—hija de la nieve—,
tus labios me habitan en lo inacabado,
en ese arabesco que es murmullo y permanencia
y ni siquiera la Ausencia lo consiguen detener.

Siempre serás mi Rimbaud, mi Mallarmé, mi Alejandra, mi Federico:
me los diste como hermanos y en su aire respiro:
— gracias por tanta bondad madre—,
por ser el perfil en el catálogo del sueño
y el límite del alma abierto a los conventos del mar.


Poemas seleccionados por el poeta © Luís Ángel Marín Ibáñez, elegidos por el autor, para su publicación en la revista mis Repoelas:






Génesis ~ : ~ En el borde del mundo ~ : ~ Mater


Balada del poeta y el delirio ~ : ~ Padrenuestro


 


Página publicada por: