Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

poema de  Juan Orozco Ocaña

VIOLA





Me turba la consciencia
El relámpago lunar de tu vibrar
Tan gordo, tan brusco y tan bronco:
Grave estruendo del revolotear
Sonoro de tu arpegio ascendente.
Porque eres como el velamen incendiado
De un barco oscuro y tenebroso,
Tan grueso, tan vasto, tan penetrante…
Que se expande en el aire, volátil.
Eres el chirriante volumen de la viola,
Cual un gravamen sonoro al oído,
Perspicaz en grado superlativo,
Insoportable en su gravedad,
Pues que espeluznas la sensibilidad
De mi alma que busca la armonía.
Y a la vez, fuerza profunda, honda
Cual la de un pozo milenario.
Con todo, prefiero el arpa y sus escalas,
O acaso la flauta ditirámbica.
Porque la vida me eriza, al escucharla,
Haciéndose insoportable, tal que
Saliere corriendo de aquel claustro asfixiante,
al no soportar tal estruendo en mis tímpanos:
frágil y sutil soy, cual una paloma estremecida
por el viento y los negros nubarrones en pleno vuelo.

Sin embargo, a estas horas, lejos ya
De la gravedad musical, me asomo a ver
El diapasón de esta espera oceánica y vital
En donde me desenvuelvo respirando éter,
Donde me dejo fluir libremente
Al compás del espacio y el tiempo.


Antología poética del escritor © Juan Orozco Ocaña, preparada por el autor, para su publicación en la revista mis Repoelas:






Viento del sur ~ : ~ El nueve ~ : ~ Componenda


Viola ~ : ~ Madrigales ~ : ~ Precoz ~ : ~ A tu memoria


A Julia Uceda ~ : ~ Corazón barroco ~ : ~ Bronce aquiescente


 


Página publicada por: