Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

EL POETA ASESINADO

Porque la vida no es noble, sobre las hojas de su para siempre perdida arboleda escribe Rafael Alberti como, tras la lectura de los romances neogongorinos y los primeros dramas, las actrices (Membrives, la López Heredia & Cía.) se reían a carcajadas de Federico García Lorca. Porque la vida no es buena, en la intimidad de unos aseos públicos el viento hombrón Luis Buñuel le preguntó insultante si él era maricón o qué; años más tarde Salvador Dalí cubriría de injurias el cuerpo indefenso del amigo huido, muerto, fusilado. Ambos, pintor y cineasta, sus amigos, calificaron como mala la poesía del poeta granadino y le apodaron el perro andaluz. Y están también las palabras de un fatigado Jorge Luis Borges, tristemente repetidas ad infinitum. Porque la vida no es sagrada, el saludo sin respuesta y la mirada homicida de José Antonio –cubierto por gasteril tropa de niñatos– en el ruedo ibérico de un café madrileño regentado por las Parcas, perfumados de muerte. Y la delicadísima Margarita Xirgu, que en el asiento delantero de un coche no comprendía –ella, oscura magnolia-- la locura tierna y febril, exasperada, de un teatro milenario. Porque la vida no es noble ni buena ni sagrada, el poeta nace asesinado.
Poemas y relatos de Fernando Nombela
Poemas ~ : ~ Relato siguiente


Página publicada por: