Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

ESTA LUZ

Y toda esta luz, júbilo en vilo que despaciosamente tocan mis manos, como escuchándola (música que miro, este paisaje); como dibujando, con espigado trigo, el vuelo de los pájaros en la tersa espalda del invierno, que está aquí, y se aleja huyendo. Como abriendo, por primera vez en mucho tiempo, la puerta que conduce al mediodía de las habitaciones con sol de nuestra infancia, y nos mira hermosa la ternura de una muchacha, que sonríe, y se acerca, y ya está diciendo: ven, hijo mío. Y ya todo es luz, y la nieve encinta / alza la vista, / la abraza el sol / y se regala: / agua en mis ojos, / alma empapada. Y ya es río, y yo con él por donde fluye; y ya es río, y yo soy él por donde fluyo. Y descendemos, me dejo hacer, y aunque el frío del viento primero de primavera no se resista, toda esta luz, como este amor, como este cielo, no se destruye. Y sin embargo, esto que mira y está mirando, lo que ya soy y está al acecho, lo que fui siempre y a lo que vine, se está llenando de amanecida. Y es esta luz de siemprevida, que ya está aquí, la veo venir, más y más vida, promesa última, que de tan alta y sin vaivén, a vuelapluma se me encapricha. Y la sigo, la estoy siguiendo, y mía es porque no es mía: está en mí, como este cielo, como este amor, inacabable. Y el ahí fuera sucede y me sucede aquí dentro: para tus ojos, en mi mirada, está siendo; por mis ojos, en tu mirada, la estoy viviendo. Toda esta luz, mi prometida, de la que soy amo solícito y alegre siervo. Y vine para vivir muriendo, y me ato a esta dulce servidumbre que me desata para seguir viviendo, para morir con vida.
Poemas y relatos de Fernando Nombela
Poemas ~ : ~ Relato siguiente


Página publicada por: