Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
Poema "testamento"
      Queridas hijasdemivientre
      y de mis pechos
      cuajados de besos;
      de mi saliva
      plagada de versos,
      y de mi ardor…

      Queridas hijas
      mías,
      ambas dos.
      Hoy
      os quiero leer mí
      testamento.

      Os dejo
      en este poema
      el pan
      de las estrellas,
      las hormigas que se
      conmueven
      cuando barro el patio,
      y las carcajadas sordas
      del limonero.

      Incluyo también
      los pimientos
      sembrados de odas,
      las lágrimas
      desbordadas al veros
      dormir,
      y el vuelo limpio
      de los ojos
      de vuestra abuela.
      No me olvido
      del poema
      de ángel González
      que me saqueó
      la pasión;
      del olor a plancha
      en la casa materna
      de la sierra ,
      y de la declaración
      de amor de
      vuestro padre.

      Os dejo
      (por supuesto)
      mi viejo bolso.
      Está cosido con
      mis pestañas
      y dentro atesoro
      la noche de amor
      que viví en el desierto.
      (Cuidado al abrirlo
      hijas mías,
      que aún guarda
      una duna ardiendo.)

      Queridas frutas
      aún metidas en mis
      entrañas,
      aún por terminar
      de parir vuestra propia
      vida.
      Os dejo
      (para terminar)
      lo más
      valioso para mí:
      mi ignorancia
      de la maldad
      y mi utopía
      de vivir.
 


Página publicada por: