Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
  CONTRAFACTA (del texto poético-escénico DON MENOR)
    Plantas medicinales.
    Sí.
    A veces las necesitamos.
    Para soportar el dolor de vivir.
    Por buscar a las culpables diríase que
    Cloto, Laquesis y Átropos un día se fueron del Olimpo
    -no había bacanales suficientes para las muy cerdas-
    y la emprendieron con los pobres mortales.
    Ya no bastaba con hilar el hilo
        tejer la trama
        cortar la cuerda que nos ata
    a este destino de eternos caminantes
    Ya no bastaba.
    Tenían que dibujar encrucijadas laberintos
      anhelos
        de eternidades.
    Ya les dijo Zeus que la ambrosía no era manjar
    para ellas.
    Así que, envidiosas, hincaron sus garras en carnes mortales.
    Desde entonces,
    Desde algún tiempo que está
    perdido en el tiempo
    un espantoso perro nos vigila.
    ¿Lo oís?
    La tierra ruge
    presa del caos y de la guerra
    se revuelven las entrañas de Gea para absorber a los seres hilados.
    Recuerda
    Recuerda que eres mortal.
    Memento mori.
Poemas de Rosario Curiel
Poema anterior ~ : ~ Siguiente poema
 


Página publicada por: