Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
PROMESA UNA CUESTIÓN DE ORDEN
También la noche hosca y despojada
es promesa de un reino. En la frontera
más viva es la esperanza del que espera,
pues ya pisa la tierra conquistada.

Soledad como agua derramada,
largas horas de alerta muy severa
y el árido cansancio de estar fuera
serán sólo recuerdo en la alborada.

A ciegas abre el alma sus sentidos.
Desnuda se reviste y fortalece.
La oscuridad alienta nueva audacia.

Para el nómada de ojos advertidos
el desierto es jardín que ya se ofrece
y para la esperanza todo es gracia.
    ¿Salvará la belleza al mundo? Veo
    el mar, la luz, las nubes, y me siento
    acogido. Lo eterno en el momento,
    lo infinito en el tiempo deletreo.

    Pero también lo bello al ajetreo
    del mundo se somete. Ya el lamento
    de la fugacidad –burlón, violento-
    vocifera que el mundo es breve y feo.

    ¿Más alta la mirada? No, más honda.
    Que sepa atravesar el decorado.
    Que los ojos encuentren quien responda

    y lo bello consienta en ser llamado.
    El mar, la luz, las nubes fugitivas
    ya son signo de Dios en sus derivas.
Poemas de Miguel Ibáñez
Primer Poema ~ : ~ Poema anterior ~ : ~ Siguiente poema
 


Página publicada por: