Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
"MALÁ STRANA"
          Puentes y puentes me trajeron hasta aquí.
          Ríos de piedra que atravesaron jirones y jirones
          de esa espesa oscuridad que bebe la noche
          cuando cierro los ojos y descubro
          la luz que perdí buscándome entre las calles:
          estrechas calles donde el silencio recita
          la sólida leyenda del muro tras la hiedra.
          Atardece sobre la ciudad del Moldava,
          sobre la pequeña ciudad deslizándose hacia el agua.
          Un mar de azoteas –sangre inclinada
          hacia los caminos de Occidente-
          golpea las puertas de los jardines de Vrtba
          y vibra bajo un cielo de grises desvaídos.
          En el corazón habita siempre una ciudad pequeña
          a la que llegamos -huellas en el viento-
          a través de las brechas abiertas
          que nos unen a los arcos secretos de la vida.
          A Malá Strana llegamos cautivos de su historia.
          Mar de calles, en ella nos perdemos.
 


Página publicada por: