Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
EPICENTRO
      No he conocido
      más instantes
      que el placer de la palabra,
      ese puente levadizo
      tendido hacia el abrazo.

      Así permaneciera para siempre
      la vida detenida,
      el vértigo.
      amor y fuente, precipicio
      de las horas.

      Donde las ascuas
      se incendiaran
      al sur de una mirada
      y la luz inundara el principio
      del verbo y se hiciera carne,
      besos y espuma.
      A las puertas de tu piel.

      Único tiempo posible
      para firmar el armisticio.
(del poemarioEstela Sur)
Noche de tormenta
Otros poemas de Pilar Quirosa-Cheyrouze
PARÉNTESIS
 


Página publicada por: