Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
MIEDO AL MIEDO
     De tanto miedo, miedo no siento,
    y es que ritos al miedo
    desde el inicio del mundo.

    El miedo mueve el mundo.
    Es la fuerza negra de mi poesía,
    la que no puede travestirse,
    la que junta a los débiles.


    Un inmenso pánico en cada poema:
    ¿es eso el miedo?
    ¿Y tú me lo preguntas?
    Miedo eres tú.
    Porque entre lo que parece
    y lo que está dentro
    el umbral es el miedo.
    ¿Y el dintel?: tu terror.


    Además, pensar la vida en prosa
    es una manera de definir el miedo.
    Es una forma de dejar pasar lo más vivo.
    Tú poeta, nunca tendrás paz,
    -yo no tengo paz,
    -tengo miedo.
    Ahí, pues, tienes el pebetero
    donde arde tu pavor:
                                    incienso de tu religión.
      Volver, regresar. ¿Hay olvido
      en el noviciado del miedo
      o el olvido del novicio es miedo?
      Ya es tarde para filosofar. Medianoche.
      Pero decidme por último:
      dónde ocultaré mi miedo,
      porque mi miedo no es fácil de esconder.

      ¿Tú, ya has visto, cada noche,
      cuándo el sueño y su luz,
      a la hora que el miedo te arropa
      a esa vieja araña húmeda que está
      en el ángulo oscuro del techo de la habitación?

      El miedo no está marcado en mi frente.
      Todo se repite y el miedo acaba
      con el resplandor de la mañana.
      Voy a seguir, voy a volver,
      viviré sin miedo,
      aunque el epitafio final no está escrito.

      Un rescoldo de miedo remueve
      el saber telúrico del poema.
      Tus restos quedarán perdidos
      en el osario de Burbáguena.
      Así, pues, miedo al miedo,
      en las puertas de noviembre,
      en la casa del pueblo.
      No se sueña sino durmiendo.
Poemas de Enrique Villagrasa González
Primer Poema ~ : ~ Poema anterior ~ : ~ Siguiente poema ~ : ~ Poema final
 


Página publicada por: