Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
PARA AQUEL ZOÓLOGO ALEMÁN QUE BUSCABA ANIMALES MONSTRUOSOS
(DEL LIBRO ALLEGRA BYRON, 1993)
          La ciencia pudo ser el arma de tus manos,
          tu instrumento. Pretexto:
          La magia era tu meta,
          perseguiste su sabia con la sed
          de todos los desiertos,
          ávido de esa luz que sólo brota
          de la raíz del pozo más oscuro.

          Elefante-luciérnaga,
          pez que huye por tierra
          con pies inexplicables,
          y ese animal tan negro, tan feo, tan humano,
          que gime y casi llora cuando se le acaricia.

          Dime,
          ante el horror del monstruo,
          ¿sentiste escalofríos?
          ¿te atormentó el placer?
          ¿tuviste pena?
          Quizá llegaste a amar, acas, digo,
          el labio leporino de aquel pájaro
          o el corazón sufriente del bicéfalo
          y viste en ellos
          al hijo indescifrable del dolor
          con tus gafas del siglo diecinueve.

          Diste a esa frente tuya que escalaba
          las cumbres más nietzscheanas
          un tenebroso oficio,
          en ello te hermanaste con todos los poetas,
          porque el monstruo
          es el misterio profundo de la vida.

Poemas de © Beatriz Villacañas, seleccionados por la autora para la revista mis Repoelas:

No son alas ~ : ~ Para aquel zoólogo ~ : ~ Aquiles, hijo mío

Deliras por Dublín ~ : ~ caribes y panteras ~ : ~ Astrología interior

Nocturno ~ : ~ La más contradictoria ~ : ~ Ciencia inexacta

 


Página publicada por: