Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
ESQUEMA PARA UNA DECORACIÓN DEL AGUA
Fragmento IV
 

      El agua cubre de ciegos centinelas
      los inciertos caminos hace mucho tiempo
      deshabitados, y enseña cómo se van los hombres
      como quien teme a la noche de ojos de fuego
      con cierto aire de rehén de la ceniza.
      Por eso el río, que está en la fuente,
      sin embargo, continúa, pese a las lóbregas breñas,
      con la misma exacta mansedumbre
      con que el hombre, que no es más que agua
      y aflicción de agua, desciende,
      con su vocación de ciervo acosado,
      a confundirse con el objeto de su áspero oleaje,
      en esa transparencia amanecida
      donde se acomodan los frutos del relámpago
      como en muro de piedra se acomoda al águila
      estructurando su imagen para el vuelo.
      ¿No es justamente pasar del hueco helado
      por donde se fuga lo perpetuo?
      Si esto es así, ¡no puede ser de otra manera!,
      ¿por qué los peces no cercenan el agua
      como la carcoma en los muebles?

Selección de poemas de © Antonio José Trigo, cedidos por deferencia del autor,de sus poemarios "Esquema para una decoración del agua", y "Rapsodia de lo oscuro ofreciente" para la revista mis Repoelas:





Fragmento II ~ : ~ Fragmento III ~ : ~ Fragmento VIII

Fragmento I ~ : ~ Fragmento IV ~ : ~ Fragmento VII


 


Página publicada por: