Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
Poema "avión comestible"
      Ojalá pierdas
      el vuelo,
      me dijiste amasando
      tu dulce voz
      en mi pelo.

      Es fácil,
      pensé yo…

      Puedes morder
      el avión
      y masticar las alas
      con tu lengua
      hasta devorarlo;
      puedes, también,
      aplastar
      el aeropuerto
      con tus besos
      (esos que me comen
      la mañana y la razón)
      o,
      abrazarte desnudo
      a mi torre
      descontrolada
      de control.
Y mientras pensaba
todo esto,
te miré…
(deseando
que perdieras
la cabeza
y el corazón).

Me dejaste en el aeropuerto.
Terminal B.

Quizás tus dientes no
hubieran aguantado
la chapa recién pintada
de mi vida,
o tu lengua se
habría oxidado
con las alas sin plumas
del avión.
Quizá deberías
— al menos —
haberlo intentado de otra
forma.
¿Qué tal pedirme,
mi amor,
que me quedara?
 


Página publicada por: