Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
"PER CAPITA"
          El primer rey era deforme;
          nació con una protuberancia sobre el cráneo que llamaron corona,
          pero esa deformidad le confirió mucho poder.
          Ésa fue la única corona de hueso, la única auténtica corona:
          una sola corona de verdad en toda la historia de los hombres.
          A partir de entonces, el resto de los reyes simulaban la deformidad
          con coronas de arcilla acero oro.


          Cuaderno del apuntador.
          Aún los viejos seducen a las niñas mostrándoles sus premolares
          y la aguja entra por el ojo de la aguja.
          Aún un manto acaba en qué rey.
          Aún.
          Aún es aún.


          Cuaderno del apuntador 2.
          Un botón en lugar de un dogma o de una idea. Abotonar las cosas a sus usos. Un
          botón que une la espalda del pijama de aquel que duerme al colchón. Otro botón
          que une la palma de los guantes del soldado con la parte lateral de sus muslos, para
          que forme y se cuadre. U otro, por ejemplo, que une la palma de un guante con la
          de otro guante para obligar al rezo. En definitiva, una sutil dictadura consistente
          en botones dispersos por la piel de las cosas.
Poemas de Juan Andrés García Román
Per cápita ~ : ~ Espacio de tiempo ~ : ~ Del nacimiento de la melancolía ~ : ~ De la quitanieves del universo
 


Página publicada por: