Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

ADLÁTERE

Tú,
que surgiste de lo fácil y lo abrupto,
que abarcas la eternidad y la terrible mirada,
que te meces en la mueca de mis labios
cuando tu nombre es obsesión.


que eres piel, que tras mi piel
palpita ayeres y mañanas,
que eres la mar cuando se encrespa
e inyectas la locura en mi calma.

Tú,
que eres el grito atávico de mis entrañas,
el silencio sepulcral de mi pensamiento,
aunque estás lejos, y aún más lejos,
en mi te busco y en ti me encuentro.

Tú,
al que siempre evoco en mis plegarias
en un descenso al sur de mis caderas,
que tienes en tus dedos la maraña de espigas,
y desordenas con fatal orden mi cabellera.

A ti,
que abarcas el vértigo del llanto milenario,
escrito de rodillas en cada instante,
perpetúas tu esencia en mi sangre
como eternas cuentas de un rosario.

No fue casualidad el encontrarnos,
pues he convertido en letanía tu regreso.
No cabe el olvido
cuando gana cada batalla tu nombre.

Poemas de Almudena de la Fuente (DUNA)
Poema anterior ~ : ~ Siguiente poema
 


Página publicada por: