Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

SIN QUE TU LO SEPAS

      Casi todas las noches,
      sin que tu lo sepas,
      acostumbro a recostar mi cabeza
      sobre tu pecho.
      Y es ahí,
      en tu respiración acompasada,
      donde percibo de veras
      la energía de la tierra en toda su intensidad.
      Porque puedes estar segura
      que jamás sentí nada parecido
      al manosear curso tras curso
      el ajado globo terráqueo
      de mis días de colegio.
      En ti está el magma;
      en ti los impetuosos choques
      de las placas tectónicas;
      en ti el discurrir
      de milenarias corrientes subterráneas.
      Luego, cada amanecer,
      me retiro de tu lado
      para evitar que la luz
      de tus ojos recién abiertos
      ilumine mis sombras;
      para impedir que esa misma luz de verdad
      termine por mostrar
      mis muchas y oscuras mentiras.

ENGANCHADOS

      Recuerdo que en los peligrosos años 80
      yo tenía a más de un amigo enganchado.
      A estos amigos, algunas veces,
      -mitad por ingenuidad, mitad por compasión-
      los bajaba en mi Renault 5 a pillar a La Felguera.
      Al día de hoy, lastrado por la hipoteca,
      ahora que menos tenía que gastar,
      soy yo el que baja a pillar a la cuenca.

      Mi camello es un librero
      Mi droga cualquier libro de poemas
      .
 

JOSÉ IGNACIO PIDAL MONTES

Antología contundente : Poema anterior ~ : ~ Siguiente poema
Otros usuarios de colaboraciones literarias también han visitado Matemáticas y Poesía


Página publicada por: