Estás en > Matemáticas y Poesía > Colaboraciones

 

LOS ENSERES


Un niño lee en un templo, una niña recoge en una caja la ceniza de
un mirlo, la luna escribe fuera en el Libro de los Salmos.

Mientras vamos dejando que el aceite de los ojos de Dios gotee en la oscuridad, sube las escaleras, va cruzando las salas.

A veces se detiene a la entrada de las habitaciones, en su humildad doméstica, una humildad que quiere preservar y que le impide acercarse.
Con los ojos descifra las huellas de la noche en los enseres del sueño, en las habitaciones cerradas a la luz.

El edificio en ruinas, la maleza, las antiguas paredes levantadas
contra las incursiones del dolor, la argamasa del miedo; unas habitaciones clausuradas, una puerta entreabierta. Al final de los ojos, la mirada es un molino de agua.

(este poema es del poemario"El cielo de las cosas")
 

MATEMÁTICAS Y POESÍA: CASI TODO LO SUFICIENTE PARA VIVIR



Página publicada por: