Estás en > Matemáticas y Poesía > Colaboraciones >

 

JUNIO ERA AZUL Y ALTO COMO LOS CIELOS...

Junio era azul y alto como los cielos de los sueños.
Chirriaban los grillos, los brezos crepitaban. Calor
a media tarde...

Y mi madre decía: no quites la visera.

Recuerdo que Ramón y Quico, con sus ponchos
de jipis, tocaban la guitarra,
debajo de la higuera
cantando a Mocedades y a Agua Viva,
y mi hermana pegaba en los brazos y piernas
calcamonías de lunas y de Camilo Sesto.
Ser feliz día a día era un corto trayecto: rastrear
las camadas de las gatas paridas,
ser el mejor tirando con gomero...

Un verano pasaba más despacio
que ahora toda mi vida.

Y mi madre decía: diviértete y sé bueno.

Y yo amaba a mi madre por encima de todo,
por encima de dios, sobre todas las cosas
y quería abrocharle al cuello un arco iris
y ella me prometía comprarme una laguna
con juncos y libélulas y renacuajos grandes
para detrás de casa.
Yo soñaba con nidos y regatos. Y Marta,
mi reina en nuestro reino,
siempre estaba conmigo, tanto si era viviendo
como si era soñando.

Y mi madre decía: la mitad para ti y la mitad para Marta.

Recuerdo el eucalipto y un bullicio de pegas
y la mar a lo lejos y su luz poderosa
entre verdad y plata
y a Juana que pelaba patatas a la puerta
y escuchaba seriales en la radio.
Por esos días, un día,
anunciaron
la muerte de Cecilia y Nino Bravo.

Y mi madre decía: qué vida más ingrata.

Muchos años después, o nada o la nostalgia.

(Nada)

Selección de poemas de © Arelio González Oviés , cedidos por deferencia del autor para la revista mis Repoelas:






Usted seguro que ha sentido vergüenza alguna vez

Yo también masticaba la cal de las paredes

Algún día se posarán los pájaros a cantar en tus brazos

Junio era azul y alto como los cielos de los sueños

Estación ininterrumpida


Te invitamos a conocer otros contenidos de utilidad visitando el sitio

Matematicas y Poesia

 


Página publicada por: