Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

“UN ENCUENTRO”


Nos desvanecemos frente al vacío, sin pena y sin gloria.
Resbalando entre la minúscula quietud del día
que ha detenido su marcha sólo para vernos morir.

Tengo el corazón resquebrajando sus vestiduras
entre mis manos, sangrando la divina comedia
del olvido, a punto de caer ante la brea de la noche
y sus audaces demonios.

¿Acaso no les dijiste que eras mía?
¿Acaso no les mostraste que estábamos a salvo porque así
lo habíamos planeado desde antes?

Tu cuerpo brilla detrás de la cortina de humo
que vomita tu cigarro; mi alma levita
reptando entre las sábanas de semejante apócrifo simulacro
y mientras tu blanca desnudez irrumpe en mi pecho como
una flecha envenenada, descubro, mordisqueando la humedad
de mi piel que reacciona ante lo salvaje,
que llegamos a ese momento;
al desconsolado instante, estático en la suprema
levedad del infinito…
¿Acaso no vez que me congelo?
Que Quiero licuarme hasta las entrañas,
que suelo volverme atroz como el silencio más profundo
que me duelen hasta los huesos tan sólo con predecir tu ausencia…

Una luz Explota de repente.
Los valles del mundo
se desploman sin previo aviso, sin decirme a dónde debo correr para
rescatar los últimos destellos del beso que me diste ayer.
Suena una música lenta que en medio de un delirado embrujo
satura los rincones de nuestra habitación reseca
y por las hendiduras de la ventana
escucho voces, que desde más allá me invitan, a desmarañar
ésta ridícula pantomima del destino
¿ Acaso no les dijiste que amar es más que suficiente?
Ya no importa…
No llores.
No dejes que nada arruine
el éxtasis de este ocaso y sus flores blancas;
Los dos sabemos que Mañana
empezaremos a encontrarnos de nuevo.
Poemas de Valeria Wozniak
Poema anterior ~ : ~ Siguiente poema
 

MATEMÁTICAS Y POESÍA: CASI TODO LO SUFICIENTE PARA VIVIR



Página publicada por: