Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 
 

Con los primeros pasos nunca pensé
en tener para mí un oficio.
Después llegaron los poemas,
instantes de luz, desnudas olas
con peces muertos.
La belleza tiene un sentido animal
en las trampas que dicta el tiempo
cuando a pasos agigantados
el cuerpo nos abandona.
Dulce resignación que la eternidad
concede al pensamiento
como faros de noche
cuando nos volvemos más sabios.
Antes corría la noche tan deprisa
que la mirada abarcaba la historia
y las distancias caían por un precipicio
con la elegancia de quien conoce el abandono.
Ahora con el paso de los días
nos volvemos más tercos.
Poemas de Kepa Murua
Poema anterior ~ : ~ Siguiente poema
 

MATEMÁTICAS Y POESÍA: CASI TODO LO SUFICIENTE PARA VIVIR



Página publicada por: