Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

IRRACIONAL


Suena el despertador, te giras y tu cuerpo desnudo
-las siete en punto-
traza una interrogante sobre las sábanas
Recuerdo la tarde de compras
Te gustó aquel anillo barato. Cada primavera compro
uno nuevo, dijiste
Como los árboles, como la naturaleza
te renuevas, imitas sus ciclos, pero sabes
los árboles también mueren
acierto a pensar con dolor
mientras desayuno

La fruta y los mendigos
maduran rápido
envueltos en periódico
Me asalta la idea
cuando veo a ese hombre tendido
en el portal
junto al cajero automático, tan pobre, apenas
a un par de metros
de tantísimo dinero

Una oposición -el cajero y el mendigo-
sin posibilidad de síntesis
Es duro
muy duro
como acampar a las puertas del paraíso
y mirar día tras día
su esplendor inasequible
a través de una ranura

De camino, en el coche, he tropezado
una carroña en medio de la carretera y
alrededor de ella, un puñado de grajos

En el instituto he hablado de Tales
de la semejanza, de la hipotenusa del triángulo
de catetos la unidad, ese número incomprensible
para los pitagóricos -esos señores que no comían
habas, lo que no les cuento a mis alumnos es el porqué
porque las habas huelen a semen y eso les recordaba
al sexo, algo más irracional si cabe-

A la vuelta, donde antes había un cadáver
no quedaba nada, apenas un rastro de sangre
                          y vísceras
Reconfortado, he pensado en la naturaleza

y en su perfecta ordenación
los grajos y yo
cumpliendo nuestro trabajo
Poemas irracionales de Javier Moreno
Siguiente poema
 

MATEMÁTICAS Y POESÍA: CASI TODO LO SUFICIENTE PARA VIVIR



Página publicada por: