Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

BOCETO PARA EL RETRATO DE UN POETA


    Tú puedes ver en el ardido leño
    el altísimo árbol de su origen,
    y en el reseco predio del rastrojo
    desmelenados mundos de trigales;

    consigues comprender el llanto antiguo
    de la tarde en las alas del vencejo,
    y construyes heroicas primaveras
    sobre las hondas ruinas de la angustia;

    hermano te respiras de los hombres
    que rozan tu costado, y te dueles
    con su mismo dolor, y les compartes
    tu banquete de espigas y esperanza;

    deshilvanas tus dudas cada día
    pensando sin rencor ante el espejo
    que la vida y la muerte son asuntos
    eternos, pero siempre cotidianos;

    aunque truecas tus horas por metales,
    maniatado y vendido, sigues siendo
    el rey indiscutible de tu frente,
    con una libertad de viento y nubes;

    enamorado estás de la palabra,
    bulléndote ese amor entre los huesos,
    y quieres horadar sus laberintos,
    dignamente sufriendo sus ausencias;

    nunca estuviste solo en tus buhardillas
    porque es la soledad tu compañera,
    y sabes escuchar entre sus brazos
    la indomable ternura del silencio;

    averiguas la alquimia del latido
    y en los rojos crisoles de tu pecho
    paralizas el vuelo del instante
    rescatándolo al tiempo y su avaricia;

    en la memoria llevas una llama
    como una herida viva, y conoces
    que eres capaz de navegar tu sangre
    a la luz de esa llama y de esa herida…

    Por eso
    en la inmensa planicie de tus noches
    dueño eres de todo un universo,
    y te goza el prodigio frecuentado
    de renacer ardientes manantiales
    en el limpio volcán de tu garganta.

    (De Cuaderno de los acercamientos)
Poemas de Antonio Porpetta
Pimer poema~ : ~Poema anterior ~ : ~ Siguiente poema
 

MATEMÁTICAS Y POESÍA: CASI TODO LO SUFICIENTE PARA VIVIR



Página publicada por: