Estás en > Mis repoelas > Colaboraciones

 

Del poemario, ANTIBIÓTICO, [mayo 2012]
(es el arranque de un poemario de un sólo poema de 100 páginas)


    la esperanza cóncava que se forma
    al mear sobre nieve,

    mapa:
    genoma y cassette de territorio,
    el cuerpo:
    fundir pistas, alterar pistas,

    vemos en el alma cristal,
    materia pulida,
    pero es rugosa y en sus crestas
    radiaba incandescente el espectro
    de lo que vendría,

        los valles tampoco eres tú,

        un átomo emite un electrón
        y reordena el mundo


            [repetimos]

        un átomo emite un electrón
        y reordena el mundo,

    aunque hay flashes y humus allí abajo
    los acordes están hace tiempo repartidos,
    pasa un coche

    sin luces, se lleva por delante
    todo cuanto le es irreversible: su propia luz,
    la mujer que cruza de acera, una bolsa
    de basura que

        emite sus residuos
        y reordena el mundo,

    en el mismo centro de masas de tu edad
    no hay masa, luz
    que avanza a hachazos
    hasta la bombilla desnuda del dormitorio

    [agua, espacios blandos],

    toda bombilla es polvo de orina,
            incolora pupila,

            me apago, y una ninfa susurra desde el televisor,

    tranquilos, vengo del futuro
    para traeros algo mejor
    ,

    y sin embargo faltan muescas
    en mi sistema métrico decimal,

    encontraste un papel con grasa
    del primer bistec de la Creación, latas
    de Fanta Free aplastadas,
    el envoltorio de unos Panini de Knorr
    que se venden a pares por si se vive a pares,

            [contienes la risa]
    residuos de un espacio tomado
    por la sordomuda expansión
    de las costumbres,

    una tecla muy rara, mi teléfono,
    concentra todas las letras en ceniza

            [también las no escritas],

    y fresas y monigotes copiados
    para un jersey tricotado,

    qué cubo de hielo en un desierto
    hubiera sido tu nariz operada,
    damos vueltas a la Tierra en espiral para pensar
    que todavía es plana, que el Equipo-A y Jorge Luís Borges
    no son la misma cosa,
    que el verano es
    el aparato cazamosquitos en su enchufe: vigila
    cada noche el Universo por ti,

    pero tarde o temprano amanece, el sol,
    tabulado en la persiana indica
    que su verso es siempre el mismo verso,
    y que además

    está vacío,

    suspensivos de luz,

            pero, ¿qué luz?,

            un átomo emite un fotón
            y oscurece el mundo,


    (…)

Poemas de Agustín Fernández Mayo
Primer poema ~ : ~ Poema anterior ~ : ~ Siguiente poema
 

MATEMÁTICAS Y POESÍA: CASI TODO LO SUFICIENTE PARA VIVIR



Página publicada por: